Razones por las que el PMS y el Channel manager deben interoperar.

Ningún directivo de hotel duda de la importancia de la buena y correcta organización de la recepción del hotel. Los especialistas del sector coinciden en que con una integración del channel manager con el property management system (PMS), las dificultades y quebraderos de cabeza de la gestión de habitaciones del hotel es cuestión del pasado. Con la integración del Channel Manager con nuestro programa de hotel Verial, el hotel se beneficiará de cinco formas:

Mitigando el error humano:

Nadie es perfecto y cuando los empleados son los que se encargan de la introducción de los datos numéricos, no es complicado cometer un error. Puede que sea tipográfico o de otro tipo. A través de las entradas automatizadas de todos los medios, es evidente que el margen de error se reduce al mínimo.

Maximizar las reservas:

Cuando el channel manager y el PMS están integrados, las reservas de las habitaciones están organizadas. De este modo, y sin tener que preocuparse en exceso por el índice de reservas, se pueden unificar esfuerzos en aumentar su capacidad a fin de maximizar las reservas del hotel.

Incremento de la eficiencia:

Con el channel manager y el PMS al cuidado de la logística de la recepción, el personal de este departamento podrá atender otras tareas como el asegurar que los clientes tengan la mejor estancia posible.

Sin problemas de paridad tasa:

Todos los canales se actualizan en tiempo real. Por lo tanto nunca existe una confusión con respecto a los precios.

Fácil bloqueo y desbloqueo de habitaciones:

El hotelero será capaz de realizar un seguimiento y comprobar las habitaciones que han sido reservadas por grupos y planificar en consecuencia. Si un grupo no va a utilizar una o más de las habitaciones, sólo tiene que desbloquearlas para abrirlas a otros huéspedes. Por tanto no se pierden reservas posibles.

La integración del Channel Manager y el PMS es un paso simple. Por lo tanto, sin grandes esfuerzos, ayudará a tener una recepción organizada y moderna. Como resultado el personal será capaz de focalizarse en atender a los clientes. Tendrán más tiempo y podrán dar lo mejor de sí mismos para dar la imagen que la empresa desea.